lunes, 14 de noviembre de 2011

....y al oeste el Moncayo como un dios que ya no ampara....




























Entre hojas de abedul, roble, haya, pino royo y negro,sauco,etc, por un paisaje de cuento encantado en otoño

No hay comentarios:

Publicar un comentario