martes, 2 de agosto de 2011

Muy grandes





Cada vez se ven menos. Son capaces de devorar y dejar solo los huesos de una pieza en minutos. A veces se quedan al sol esperando que se les seque la sangre de la cabeza manchada al comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario